sábado, 3 de agosto de 2013

CITRIQUE HEART, "LAS GAFAS CON LAS QUE UN JOVEN DISEÑADOR CORDOBÉS HA CONSEGUIDO SER BLANCO DE TODAS LAS MIRADAS"

Hablar de la juventud en edad de trabajar en nuestro país se ha convertido inexorablemente hoy en día en hablar de emigración. A estas alturas estarán tan acostumbrados a escuchar datos, noticias, historias, y quizá a acumular las suyas propias en este sentido, que lo más llamativo ahora empieza a ser que ocurra todo lo contrario. Las normas han cambiado, avocadas siempre a una situación que de momento parece no dejar muchas más alternativas. Por ello, merecen hoy mayor mención aquéllos que osan desafiar todo tipo de barreras habidas (que son muchas), y deciden sin más dilaciones apostar por su talento, por desarrollarlo en un país en el que tantos han dejado de confiar, y enseñarnos así cómo estos jóvenes atrevidos son capaces de llevar aún hoy: "LA VOZ CANTANTE". 


Con este propósito nos trasladamos hasta pleno corazón de Córdoba para conocer a una de esas personas cuyo reciente descubrimiento nos ha dejado boquiabiertos...



Juan José Blanco dice ser un chico de 28 años, muy normal, de barrio, amigo de sus amigos, inquieto y soñador... Sin embargo no se dejen engañar porque detrás de la naturalidad que efectivamente desprende su persona (la cual una siempre agradece, sorprendida incluso por seguir encontrándose con gente tan accesible), hay un desmesurado talento, una no menos importante capacidad de iniciativa y decisión... 


... Y con la suma de todo ello, un éxito alcanzado que le hace despuntar hasta llegar hoy a codearse con figuras tan dispares y reconocidas dentro y fuera de nuestras fronteras, como la propia
Paris Hilton, Dani Alvés o hasta con el estilista de Lady Gaga, Assad Awad.


Para que le conozcan un poco más hasta 2011 les cuento, su vida estaba centrada en su carrera como ejecutivo de cuentas en una empresa de publicidad cordobesa. Sin embargo, a sus 26 años y como tantos otros, Juan José se queda en paro... Ni se lo plantea dos veces, es hora de aprovechar la situación y dar el giro que su vida quizá necesitaba, hora de encarar el futuro mirando atrás para remontarse a ese niño que le "usurpaba" las gafas a su padre para dibujarlas, recortarlas y en definitiva, hora de desarrollar esa inquietud por el diseño que siempre había estado en él presente. 


De esta forma, hace apenas año y medio crea Citrique Heart, una firma con identidad propia dedicada al diseño y venta de gafas de sol y eyewear, que él mismo se encarga de crear en ediciones muy limitadas y que, como si de una obra de arte se tratara, gozan de su propia Propiedad de Autor. 


Una marca que si aún desconocían cada vez les será más familiar, porque en tan poco tiempo ya se ha asentado en este mercado del diseño, la moda y el lujo llevado a los ojos, atrayendo así las miradas de un cada vez más dilatado público.



Sin más demora, déjenme presentarles así a Juan José Blanco, dueño y creador de Citrique Heart. Para que puedan ahora, tanto como yo lo he hecho, disfrutar de lo mucho que él mismo nos tiene que contar en esta entrevista que agradecemos ha tenido la deferencia de conceder en exclusiva para éste, el humilde blog de una servidora.






Juan José Blanco & Citrique Heart





Hablamos en primer lugar de la situación a la que me comenzaba refiriendo, la ya definida como la "fuga de cerebros" que asola España... Obstinada con este tema me empeño en conocer su opinión al respecto, convencida por igual de lo mucho que indagando en su vida, Juan José Blanco, tiene que decirnos:

JJ.B.: Las dificultades al igual que las oportunidades están ahí, de igual modo y para todos. Emigrar no debe ser un problema sino una oportunidad, y la crisis igual. Ahora es el momento de los que empezamos. La gente busca lo nuevo más que grandes marcas y empresas que por años han estado en el mercado y que por ello, entre otras cosas, sus precios son más elevados, refiriéndonos en este caso estrictamente a lo económico. Pero si miramos un poco más allá, lo más importante es que esta fatídica situación que estamos viviendo es una oportunidad para muchos que pretenden innovar. 


En este sentido y aludiendo también a lo económico, ¿son suficientes las ayudas para los jóvenes emprendedores españoles?

JJ.B.: En mi caso han sido nulas. En el de otros amigos diseñadores que conozco sé que también. 


¿Cómo pudiste entonces afrontar el reto de crear tu propia empresa?

JJ.B.: Con ahorros y, lo más importante, sin miedo a fracasar. Haciéndolo siempre paso a paso, sin mirar atrás...


En tu caso optas por desarrollar esa inquietud como ya hemos comentado que se remonta a tu infancia, y adentrarte así en el mundo del diseño. Copado por tantas firmas de reconocida historia y carácter nacional e internacional, ¿Cómo consigue uno hacerse hueco?

JJ.B.: Sinceramente creo que para hacerse un hueco hay que hacer algo diferente, y tener quizá mucha suerte para que tu apuesta sea la acertada. Es lo que yo he hecho. 


Así nace Citrique Heart, una innovadora firma de gafas de diseño con carácter propio que tú mismo creas. ¿Qué es para ti Citrique?

JJ.B.: Citrique es una aventura en una burbuja exenta de miedos, con mucha ilusión, fuerza, ganas... Citrique es un estilo de vida. 


A día de hoy, ¿gracias a quién o qué funciona?

JJ.B.: En ella hoy sólo trabaja una persona, pero se nutre indirectamente de todo el mundo, de muchas colaboraciones y de no menos agradecidos favores.


Y, ¿dónde reside el éxito ya alcanzado con ella?

JJ.B: En conseguir que diseño y calidad vayan, en cada creación y producto, siempre de la mano. 


Me llama la atención que en tu lista de clientes estén nombres como los anteriormente mencionados: Paris Hilton, Dani Alvés o el propio estilista de Lady Gaga. La mayoría de los que estén leyéndonos se preguntarán lo mismo que yo ¿cómo has hecho para que tus gafas vuelvan la mirada de estos conocidos rostros públicos?

JJ.B.: Ha sido quizá más sencillo, por así decirlo, de lo que puedan pensar. Simplemente ellos las conocen vía diseñadores o, en las propias pasarelas a las que he acudido y en las que yo mismo las he lucido. 


A nivel nacional, la firma está disponible en 3 ópticas de Barcelona y 2 de Madrid. Sin embargo la red, Internet, es el canal de venta fundamental por el que has optado...

JJ.B.: La red es hoy el escaparate más grande que existe. Pienso que para empezar siempre te da un empujón muy fuerte a los ojos del mundo. 



Además, tus gafas sabemos que hoy ya se venden en media Europa (en lugares como Bélgica, Alemania, Italia o Reino Unido), y recientemente también en Japón o EEUU. ¿Es cierto aquéllo de que a veces es más fácil conseguir ese reconocimiento social y laboral fuera de nuestras fronteras?

JJ.B.: Pues, ¡en cierta manera sí! Creo de veras que a veces miramos antes la moda que nos llega de países como Italia, Alemania, Estados Unidos o Japón. Antes precisamente incluso de eso, de mirarnos a nosotros mismos y valorar lo nuestro. Y sin duda, ahí reside lo fundamental de este problema. 


Hablando del exterior, ¿cómo de diferente ves tú que lo conoces, el mercado internacional con respecto al mercado español?

JJ.B.: Es más transgresor, más innovador o más inquieto si se compara con el mercado español. En ese sentido, nosotros somos aún más clásicos. 


Hay que destacar que en Citrique Heart no sólo se crean y venden gafas, o al menos, no pretendes quedarte sólo ahí. El diseño y producción de esta firma contempla extenderse hasta abarcar también el sector textil. Cuéntanos un poco más acerca de este "proyecto".

JJ.B.: Aún estamos en proceso y trabajando en ello con ideas que están en mente... Es algo que como te digo está en proceso y que cuando pueda salir seguirá esta línea ya marcada de romper con la estética habitual. 


Porque en este sentido, y una vez viendo cómo tu firma se va asentando en el mercado. ¿Cuáles son los retos que ahora te planteas? ¿Qué tienes en mente?

JJ.B.: Todos los días tengo inquietudes nuevas, me las apunto en la agenda y voy trabajando en ellas. Cada día hay un reto nuevo. Pero, por ejemplo, ser un punto de referencia en el mundo de la óptica, como marca y como diseñador.


¿Cuando alguien hoy pronuncia la palabra "Citrique", qué se dibuja en tu cabeza? La sensación de un sueño al fin cumplido, la ilusión por un reto que apenas acaba de comenzar, o un cúmulo de todo ello con mucho trabajo y fuerza por delante para seguir como hasta ahora...

JJ.B.: La ilusión por un reto que acaba de comenzar y trabajar, como poco, como hasta ahora. Eso es lo que hoy me motiva para seguir trabajando. 


Para cerrar pues el círculo que antes dibujábamos, ¿qué mensaje les transmitirías a todos aquellos jóvenes que como tú tienen la idea de emprender y quizá, por unas cosas y otras, no se atrevan a dar el paso?

JJ.B.: La vida es atreverse y arriesgar. Nunca has de quedarte con la sensación de "y si hubiera...". Y por supuesto, que no se tomen nunca el hecho de que las cosas no salgan como uno hubiera en principio pensado como un fracaso, sino como una nueva lección. Reconstrúyete y aprende. Y siempre, hacia delante. 


Ya sí que por último, no puedo aprovechar la oportunidad que hoy me brindas de charlar un rato contigo e irme sin preguntarte algo que, seguramente a todos a estas alturas y desde que ha dado comienzo la entrevista, nos ronda por la cabeza... 
Adelántanos, ¿Cuáles son las gafas que se van a llevar en la próxima temporada?

JJ.B.: Bueno..., ¡sólo sé las que voy a diseñar yo, no soy mucho de modas! Sé cómo las haré yo y en ese sentido sí puedo adelantaros que estarán entre lo arround y cortes rectos, limpios, muy minimalistas. ¡Pronto os las mostraré!



Muchas gracias Juan José, no te entretengo y lo dicho, ha sido un inmenso placer con el que todos, espero, hayamos disfrutado por igual. 
De momento, para ir abriendo boca os dejamos con esta galería de imágenes para que sigáis así curioseando en los diseños con los que este joven cordobés está conquistando a medio mundo.... ¡Que aproveche!